EFICIENCIA ENERGÉTICA


En Certicalen el certificado energético lo definimos como eficiencia enérgetica

Esta eficiencia enérgetica es el conjunto de actuaciones que permiten reducir la energía para producir lo mismo. Es la energía de más calidad, más barata y más limpia (porque es la que ahorramos) que disponemos, permitiendo alcanzar el compromiso óptimo de confort y operatividad con el máximo rendimiento.

Por tanto, es una relación inversa entre producción y consumo, de tal manera que la misma mejora si:

  • manteniendo la misma producción, se consume menos energía o
  • manteniendo el consumo energético, se produce más

Una mejora de la eficiencia energética implica producir la misma cantidad consumiendo menos energía, o bien producir más cantidad consumiendo la misma energía.

eficiencia-energetica

Los factores que posibilitan un menor consumo de energía son:

  • La tecnología disponible,
  • Los hábitos responsables,

Estos dos factores hacen posible una mejora en la competitividad de las empresas y la calidad de vida personal. A mejor/ mayor tecnología y mejores hábitos de consumo, mayor eficiencia energética. Por tanto, va a ser posible llevar a cabo Eficiencia Energética en función de la capacidad de actuar sobre los factores que determinan el consumo:

  • La demanda energética de los edificios,
  • La oferta de energía utilizable para satisfacerla
  • El uso y la gestión de los edificios.

certificacion2

Eficiencia Energética, por tanto también puede definirse como el conjunto de programas y estrategias para reducir la energía que emplean determinados dispositivos y sistemas sin que se vea afectada la calidad de los servicios suministrados. En la medida que el consumo de energía por unidad de producto producido o de servicio prestado sea cada vez menor, aumenta la eficiencia energética.

 

EFICIENCIA ENERGETICA EN EDIFICACION

El consumo energético del sector de la edificación supone el 40% del total en la Unión Europea; en España esta cifra es ligeramente inferior y es el sector en el que se han concentrado más medidas de eficiencia energética, desde la Calificación/ Certificación Energética de Edificios, pasando por el Código Técnico de la Edificación (CTE), o el Reglamento de Instalaciones Térmicas de Edificios (RITE) y otras relativas al aislamiento térmico, el uso de la domótica o el material eléctrico eficiente.

 

En nuestra vida diaria somos usuarios de más de un edificio: nuestra propia residencia y el lugar de trabajo, por ejemplo, pero también somos usuarios de otros edificios, como los que prestan servicios docentes, sanitarios, culturales, etc. En cada uno de ellos se consume energía para satisfacer las necesidades de calefacción, refrigeración, disponibilidad de agua caliente sanitaria, ventilación, iluminación, cocción, lavado, conservación de los alimentos, ofimática, etc. La suma de este consumo representa en España el 31,3% del consumo de energía final, un porcentaje que tiende, además, a incrementarse.

 

Entre las principales medidas de eficiencia energética en edificación cabe destacar en España:

  • Certificación Energética de Edificios:

La Certificación Energética de los Edificios es una exigencia derivada de la Directiva 2002/91/CE y se transpone parcialmente al ordenamiento jurídico español a través del Real Decreto 47/2007, de 19 de enero, por el que se aprueba el Procedimiento básico para la certificación de eficiencia energética de edificios de nueva construcción.

Éste procedimiento será desarrollado por el órgano competente en esta materia de la Comunidad Autónoma correspondiente, encargado también del registro de las certificaciones en su ámbito territorial, el control externo y la inspección.

En el artículo 3 del citado Real Decreto, se crea el Registro general de documentos reconocidos para la certificación energética de edificios, que son documentos técnicos, sin carácter reglamentario que se crean con el fin de facilitar el cumplimiento del Procedimiento básico descrito en el Real Decreto.

Desde que entró en vigor el 1 de noviembre de ese año, es obligatorio poner a disposición de los compradores o usuarios de los nuevos edificios un Certificado de Eficiencia Energética.

Es inminente la aprobación del Real Decreto por el que se aprueba el Procedimiento Básico para la Certificación de Eficiencia Energética de edificios, que obligará a la certificación energética de las viviendas y locales existentes que se pongan a la venta o en alquiler.  A partir de 2013 todos ellos deberán someterse a dicho proceso, obteniendo así su etiqueta y su certificado energético.

certificacion5

 

  • El Código Técnico de la Edificación (CTE)

El Código Técnico de la Edificación (CTE), aprobado por Real Decreto 314/2006, transpone parcialmente la Directiva 2002/91/CE, de 16 de diciembre de 2002, relativa a la eficiencia energética de los edificios, en lo que se refiere a los requisitos mínimos de eficiencia energética que deben cumplir.

EL CTE es el marco normativo que establece las exigencias que deben cumplir los edificios en relación con los requisitos básicos de seguridad y habitabilidad, establecidos a su vez en la Ley 38/1999, de 5 de noviembre, de Ordenación de la Edificación (LOE). Para fomentar la innovación y el desarrollo tecnológico, el CTE adopta el enfoque “prestacional”, es decir en códigos basados en prestaciones u objetivos.

certificacion6

 

Este Código Técnico contiene un Documento Básico de Ahorro de Energía donde se establecen las exigencias básicas en eficiencia energética y energías renovables que deben cumplir los nuevos edificios y los que se reformen o rehabiliten. Este Documento Básico consta de las siguientes secciones:

certificacion7

 

Toda la información sobre el Código Técnico de la Edificación del Documento Básico de Ahorro de Energía está disponible en el sitio oficial

  • Reglamento de Instalaciones Térmicas de Edificios (RITE)

El Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE), establece las condiciones que deben cumplir las instalaciones destinadas a atender la demanda de bienestar térmico e higiene a través de las instalaciones de calefacción, climatización y agua caliente sanitaria, para conseguir un uso racional de la energía.

Un primer texto normativo, el Real Decreto 1027/2007, fue modificado por uno nuevo, el Real Decreto 1826/2009, de 27 de noviembre, por el que se modifica el Reglamento de instalaciones térmicas en los edificios. A su vez este último texto ha sido sometido desde entonces a varias correcciones de errores en el año 2010.

La necesidad de transposición parcial de la Directiva 2002/91/CE de eficiencia energética de edificios así como la armonización con el “Documento Básico de Ahorro de Energía” del Código Técnico de la Edificación, la incorporación de nuevas exigencias de ahorro y eficiencia energética de este tipo de instalaciones y la experiencia de su aplicación práctica durante los últimos años, convergen en la revisión de este Reglamento cada cinco años.